El Islam

París, 9 de abril de 2011. Tras la oposición del gobierno francés al uso de la burka, se alza una demostración de protesta por parte de los grupos islamistas en Europa, cobrando amplio protagonismo el grupo Sharia4Belgium. Su líder, Abu Imran, dirige sus palabras a la nación francesa:

“Estamos aquí para decir: Oh, Sarkozy, Enemigo de Alá, perro de los romanos, hijo del infiel, ya estamos en camino, con nuestras bombas nucleares de “Allah Akbar”, ya estamos en camino con nuestras banderas negras, las banderas negras de: “No hay más Dios que Alá…”

Una declaración así por sí sola justifica la inmediata puesta en investigación de semejante organización, y el posible encarcelamiento y expulsión del país de quienes se atreven a proferir semejantes amenazas.

Sin embargo, el clima de indecisión, posturas “políticamente correctas”, multiculturalismo y tolerancia de nuestros días harán que grupos como éste avancen impunemente y de forma progresiva en su objetivo de destruir la Civilización Occidental.

Occidente está padeciendo las consecuencias de su propia cobardía en estos días. Antaño, había intelectuales que se oponían a los regímenes absolutos e irracionales, y en una demostración de poderosa voluntad conformaron la Ilustración, la diseminación de ideas racionales y la ridiculización y crítica de las ideas irracionales, el triunfo final de la Razón sobre el misticismo. Hoy en día ponemos la televisión por satélite en Europa y nos llevamos la sorpresa al ver “TV Islam” y nadie levanta voces críticas al respecto, nadie mueve un dedo, nadie levanta su voz. La Progresía políticamente correcta y multicultural tiene miedo de “ofender” a aquellos que actúan avanzando la agenda de la coerción progresiva de la Libertad.

Si un individuo toma comida y veneno, es lógico que los efectos del veneno prevalezcan a largo plazo.
De la misma manera , una sanción a la irracionalidad anulará todos los logros racionales previos, y volveríamos sin dudar a la Edad Media. Algunos se opondrán y dirán que el Islam es una cultura pacífica, que en su día dio origen a mentes brillantes que avanzaron notablemente el nivel de su Civilización. El descubrimiento del Ácido Acético, Nítrico, Cítrico y Tartárico, la lupa, los proyectiles con carcasa metálica, e incluso autómatas analógicos programables son supuestos logros de esta Civilización. Sin embargo, cabría hacer una corrección: No fueron todos estos logros de una Civilización, sino de Individuos, en su mayoría seculares y opuestos a la religión, que con frecuencia ocultaban sus avanzadas ideas a sus contemporáneos.

Esto también es válido para aquellos supuestos defensores de la Civilización Occidental que utilizan el Cristianismo para oponerse al Islam. El misticismo no puede ser superado por el misticismo. Sólo la racionalidad aplasta de forma efectiva al enemigo, cortando de raíz la amenaza que supone el desarrollo de ideas y conductas irracionales basadas en el misticismo. Los cristianos, pues, carecen de autoridad racional y moral para luchar contra el Islam, pues no son más que cobardes que escapan a la responsabilidad de sostenerse con su propio juicio racional, cayendo tan bajo o aún más bajo que el Islam si cabe.

Los progres dicen que debemos ser respetuosos, que debemos “amar a nuestro enemigo”, formar una “Alianza de Civilizaciones”, de forma que todos nuestros siglos de racionalidad acumulada deban ser destruidos a cambio de una supuesta pacífica coexistencia. ¿Pacífica para quién? ¿Acaso puede la víctima lacerada “amar” al depredador cuyas fauces están arrancándole miembro tras miembro?

¡Qué exageración! Dirán algunos. Pero la realidad es que para realizar todas estas afirmaciones me estoy basando en las evidencias que ofrece la Realidad Objetiva, sin exageraciones ni distorsiones de ningún tipo. Echémosle un vistazo, por ejemplo, a algunos versos del Corán:

Surah 2, Verso 2.193:

“Lucha contra ellos (los infieles) hasta que no haya más desorden y la supremacía de Alá sea establecida. Si desisten, cesarán las hostilidades excepto en contra de los opresores”

¿La “Supremacía de Alá”? No está acaso prohibida en Occidente la manifestación de ideologías como el Nazismo? ¿Porqué con el Islamo-fascismo se utiliza otro rasero?

Surah 2, Verso 2.216:

“La lucha es obligatoria para tí, debe serte impuesta, pues aunque no te guste, es bueno para tí. Pueden gustarte cosas que no te convienen, y convenirte cosas que no te gustan. Alá sabe todas estas cosas, mientras que tú eres ignorante de ellas”

Aquí una muestra del compromiso del Islam con la violencia. Huelga decir que aquellos que participan activamente en atentados terroristas son considerados de “mayor categoría” que aquellos que “se quedan en casa”. Esto lo apreciamos en versos como éste:

Surah 4, Verso 4.95:

“Los creyentes que permanecen en la seguridad de sus hogares… no son iguales a aquellos que luchan por la causa de Alá con sus personas y bienes. Alá ha proporcionado a éstos un mayor rango que debe ser respetado”

Aquí tenemos, pues, una motivación social más para convertirse en mártir.

Y mientras los países de Occidente se muestran tolerantes con el Islam, es decir, vulnerables frente a éste, ¿qué observamos por parte de los defensores del Islam?

Esto es lo que observamos: tolerancia cero frente a cualquier crítica respecto a su fe. ¿Alguien recuerda el revuelo que se formó por las famosas “caricaturas de Mahoma”? O la búsqueda y eliminación del autor Salman Rushdie, autor de los famosos “Versos Satánicos”, que resultó en el asesinato en Tokio del traductor al Japonés de la obra, del apuñalamiento en Milán de su traductor al Italiano y en el tiroteo del editor noruego de Rushdie, que resultó gravemente herido. ¿Porqué debemos ser tolerantes, pues, con una fuerza marcadamente hostil?

De nada sirven las bromidas apologéticas que se nos quieren vender hoy en día: “No pueden evitarlo”, “Es que les enseñan desde la cuna” son todas excusas para tolerar el auge de regímenes contrarios a la Libertad y que progresivamente envenenan la sociedad Occidental.

Algunos objetivistas sostienen que debería darse un ultimatum a países como Irán, con lazos demostrados con el extremismo islámico, y que están en una carrera para enriquecer uranio con fines armamentísticos gracias al favor de países como Brasil y Turquía. Según ellos el mensaje es claro: “O cesas las hostilidades y abrazas la Razón o bombardearemos tus mezquitas con bombas nucleares si es preciso”

Sin embargo, esta aproximación a la realidad tendría consecuencias altamente contraproducentes:
Un ataque nuclear a Irán por parte de E.E.U.U. necesariamente levantaría hostilidades con China, aparte de lograr el rechazo de muchos países europeos. Una bomba nuclear no deshará el masivo e intrincado entramado de espionaje que el Ministerio Iraní de Inteligencia y Seguridad tiene desplegado en Occidente, y que tiene su buena tasa de asesinatos encubiertos y sabotajes. Definitivamente, la Bomba Atómica no es la solución al problema, como sucedió con el Nacionalsocialismo Alemán o el Imperialismo Japonés en la Segunda Guerra Mundial. Una aproximación más fina al problema, es pues necesaria.

Irán, aparte de habérsela jugado a Occidente suministrando información falsa y exagerada sobre las armas de destrucción masiva de su enemigo secular Sadam Hussein, está muy cerca (si no lo ha conseguido ya) de conseguir enriquecer fuel nuclear para conseguir tener un respaldo armamentístico adecuado para sostener su ideología. “Si Irán se hace con la Bomba Atómica, Arabia Saudí le seguirá, y luego Egipto y otros países. Tendremos 25 países armados con armas nucleares en el mundo, y el mundo será un lugar muy diferente. Ya no existirá la predictibilidad. Viviremos en un mundo considerablemente más peligroso que antes”, afirmaba Dennis Ross, embajador veterano de las administraciones Bush y Clinton, quien afirma que como consecuencia de esto Irán se convertiría en “Los Soprano” de Oriente Medio.

La respuesta, pues, por parte de Occidente, aparte de garantizar la defensa con soluciones como el Escudo Cinético Antimisiles (la última obra maestra de ingenieria del Software), debería ser atacar desplegando masivas operaciones de inteligencia encubiertas contra esos países, con agentes de “espectro completo” equipados con avanzados sistemas de comunicación y análisis portátil que analicen todas las posibles variables implicadas y recurran a herramientas matemáticas como la “Investigación Operativa”, “HUMINT” (inteligencia extraída mediante contacto humano), “SIGINT” (inteligencia de señales, análisis del espectro electromagnético para obtener información relevante) “PSYOPS” (operaciones psicológicas para minar la moral del enemigo) además de realizar un uso intensivo de drones de supervisión y ataque no tripulados, que tendrían una vigilancia permanente sobre las zonas “calientes”, logrando de esta forma un máximo de predictibilidad y disminuyendo el número de bajas en combate convencional, que no tiene sentido hoy en día en un mundo donde las guerras se desarrollan en entornos urbanos, y en los cuales el enemigo se confunde con la población civil. La acción individual de agentes encubiertos con raíces en una epistemología correcta basada en la Razón, gracias a los datos proporcionados por la Realidad Objetiva será, pues más efectiva que la acción colectiva y diluida de cientos de misiles, tanques y tropas de infantería. Es por ello importante que Occidente no separe a sus académicos y pensadores de sus militares, porque aquellos países que lo hagan “Tendrán su pensar hecho por cobardes y su defensa realizada por estúpidos”, como decía Thucydides.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Islam

  1. Pingback: El Objetivismo frente al Islam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s