La verdadera naturaleza de los defensores de los “derechos” de los animales


El movimiento de “liberación animal” es uno de los ejemplos que muestra hasta que punto puede degenerar la moralidad de algunos seres humanos y cómo éstos pierden totalmente el contacto con la realidad. También es un ejemplo de los extremos a los que puede llegar el “igualitarismo” de las Izquierdas enemigas del Capitalismo y la Civilización Industrial, que amenazan el desarrollo del Ser Humano en la Tierra.

Los movimientos en pro de los “derechos” de los animales tienen su base en una visión enfermiza y patológica de la realidad, por personas cuyo denominador común es su odio hacia el ser Humano y hacia todas las cosas que la mente racional es capaz de concebir.

Empecemos por destacar el primer error conceptual de esta categoría de individuos: su patológica concepción del Derecho.

Derecho se define como el orden normativo e institucional de la conducta humana en sociedad inspirado en postulados de justicia, cuya base son las relaciones sociales existentes que determinan su contenido y carácter.

Puesto que el derecho está orientado a la conducta humana, esto no es aplicable a los animales, pues pertenecen a otra especie. Observamos en la definición de Derecho que su base son las relaciones sociales. ¿Es posible para un ser Humano tener una relación “social” con un animal? Por supuesto, en algún momento de nuestras vidas podremos ser testigos de situaciones en las cuales un individuo habla a animales (excluyendo órdenes verbales aprendidas), pero en estos casos podemos dudar de la salud mental de tales individuos. Normalmente esta clase de individuos no suele tener una buena relación con otros seres humanos racionales e incluso se suelen considerar a sí mismos antisociales y manifestar un profundo odio hacia el Ser Humano, al cual consideran un “virus” que hay que exterminar para que los animales “hereden” la Tierra.

El Ser Humano sólo tiene 2 formas de lidiar con los animales salvajes: domesticándolos para alimento (proteínas de alta calidad) y ayuda a la producción, o bien matándolos para que no le causen daño físico.

Hay gente, por supuesto, que incluiría la opción de tener “animales de compañía”, pero está demostrado que la gente que prefiere la compañía de animales a la de seres humanos tiene serios problemas psicológicos y una tendencia al odio hacia otros Seres Humanos. Yo, por ejemplo, puedo tolerar que un niño pequeño ensucie y rompa mobiliario en mi hogar, puesto que son efectos colaterales asumibles de un Ser Humano que está en proceso de aprendizaje y descubriendo el mundo que le rodea. No es lo mismo en el caso de un animal, que no tiene posibilidad de desarrollo más allá del nivel perceptual. Así, hace ruido, molesta y llena el mobiliario de babas y otros fluidos, ensuciando el ambiente en el que vivo. Estas son cosas que considero totalmente intolerables.

Si analizamos el origen de toda esta locura, vemos que se remonta al filósofo Jeremy Bentham quien, de forma totalmente arbitraria, define que los derechos pertenecen a todo ser vivo capaz de sufrir. El sufrimiento, y no la racionalidad, debería ser el criterio por el cual deberíamos aplicar estos derechos.

Este criterio, defiende Bentham, debe ser aplicado porque según él, si aplicamos los derechos sólamente a Seres Humanos racionales, los niños y los discapacitados quedarían “fuera” de la cobertura de dichos derechos. Esto es una falacia en toda regla, pues como hemos visto anteriormente, el derecho es relativo a la conducta humana y aplicable a Seres Humanos, independientemente de su edad y condiciones físicas y mentales. Un discapacitado incapaz de razonar de forma lógica tiene derechos, pues continúa siendo un Ser Humano.

Además, esta concepción de los derechos de Bentham no tiene en cuenta los más recientes descubrimientos sobre los vegetales: las plantas también “sufren” y manifiestan su sufrimiento de diferentes maneras. Así pues, este descubrimiento echa por tierra la absurda lógica de los vegetarianos y “animalistas” que, supuestamente, buscan evitar el sufrimiento de las especies. Vegetarianos, tomad nota! Estáis haciendo sufrir a las plantas!

Como nota adicional informativa y relacionada con el veganismo, decir que las neurociencias han documentado profusamente los serios daños cognitivos que causa la ausencia de proteínas de alta calidad en la dieta de los Seres Humanos, lo que explicaría las patológicas condiciones mentales de estos individuos y su enfermiza visión de la realidad.

Otra de las premisas por las cuales los defensores de los animales desean establecer derechos para éstos es el igualitarismo. Sí, estos “animalistas” tratan de igualar la vida de una rata a la vida de un Ser Humano, a Tu Vida. Como ellos mismos definen: “No nos importa si experimentar con animales, salva 3000 o 10000 vidas”. Cualquier Ser Humano con dignidad y autoestima rechazaría de plano tal equivalencia y llegaría a los extremos que sean necesarios para salvar vidas humanas, sin ningún tipo de complejo, de culpa o remordimiento.

Y esto nos lleva al siguiente punto: Puesto que los “animalistas” igualan la vida de un animal a la de un ser humano, éstos creen que es correcto “comportarse como animales”, es decir, usando la violencia y no la racionalidad en el trato con otros seres humanos. Varias compañías e instituciones de investigación médica se ven forzadas todos los años a “tolerar” los ataques de terroristas y criminales que, movidos por esta enferma ideología, irrumpen en sus instalaciones y realizan ataques físicos a otros seres humanos, saboteando equipamiento e información. Se estima que sólo en E.E.U.U. se producen más de 1200 ataques anuales de este tipo. Puesto que saben que tienen la batalla intelectual perdida de antemano, recurren a la violencia.

Algunos dirán: “pero esos son extremistas, son una minoría”.

No es una simple minoría la que apoya estas ideologías terroristas, (debemos recordar que el terrorismo comienza con la concepción de ideas en esa línea) pues cuando vemos que Empresas como “The Body Shop” o la línea de productos cosméticos y de higiene personal de “Mercadona” tienen millones de clientes, basándose en la premisa “No experimentamos con animales”, significa que de facto hay millones de personas que soportan estas ideologías terroristas y enemigas de la Civilización Industrial y del Ser Humano.

Así pues, si estás a favor de la Raza Humana, es una obligación moral el defender la experimentación con animales, pues las empresas que no testean sus productos en animales están de hecho experimentando con seres humanos, una práctica que debería ser totalmente abolida en nuestros días.

Esto no quiere decir que debamos maltratar a los animales gratuitamente, sino que debemos emplearlos al mejor uso racional posible para el mejoramiento de las condiciones de vida de los humanos.

Y por hoy termino la “vivisección” del movimiento en pro de los “derechos” de los animales. Si por mi fuera, los “animalistas” deberían ser procesados por crímenes contra el Ser Humano y ser arrojados en paracaídas sobre la más peligrosa de las selvas, para que aprendan de primera mano las consecuencias de “amar” a los tigres, las panteras, las serpientes venenosas, los cocodrilos y las viudas negras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La verdadera naturaleza de los defensores de los “derechos” de los animales

  1. q dijo:

    lo que dices tiene mucho sentido esa gente que defiende a los animales es una de las peores escoras de la sociedad

  2. Guido dijo:

    Jaja todo lo que dises eres tu el que estas completanente mal y tienes un problema grave , sino respetas la vida a tu alrededor ni a ti mismo ,te basas en argumentos equivocados , y teorias que no son verdad , Los criminales empirsan tratando mal a Los animales eso Es verdad , ademas si no respetas a un animal no respetas a nadie , no Se te puede confiar

    • Puka dijo:

      Si seras pendejo, la mayoría de estos son hipocritas de mierda. Que ponen la vida de un puto animal. vale mas que la vida humana, tanta que justifican los atacas por ejemplo la mierda llamada león. la escoria mas sobre valorada de todas. dicen que se lo merece, sin importar sea un bebe de 2 años pedazo de animal la vida de un ser humano vale mas que la vida de todos los putos leones de africa, menos mal estas mierdas se extinguirán dentro de 15 años ajajajajaj

    • Winche dijo:

      Cuando el dijo que maltrata animales? Yo estoy a favor de que no se les maltrate pero de alli a decir su vida vale mas o igual que la de un humano… no… Seguro eres de esos protectores fanaticos.

  3. frank wilson bueno dijo:

    Comparto gran parte de tus argumentos. La inconsistencia del “derecho animal ” me parece innegable. Pero yo no repudio a los animales, pienso que el modo de produccion capitalista ha permitido y favorecido la cosificacion total de los seres vivos. Si es cierto que estoy ya se hacia antes, las tecnicas modernas de producción pecuaria a gran escala dentro de sistema de mercado, no permite a los consumidores tener nocion del proceso de produccion de productos de origen animal. El contacto con los animales en las sociedades urbanas se reduce a las mascotas (perros o gatos). Muchas personas tratan de extender la cualidad humana hacia animales, y en este punto quisiera ahondar, los animales no tienen valores, es absurda la idea de “humanizar a los animales”: En suma todo tiene un trasfondo ideologico el alejamiento del ser humano de uno de los recursos de subsistencia (el animal domesticado), provoca una conjunto de idealizaciones acerca de la condicion animal. No obstante, considero que como una especie precisamente con capacidad de dicernimiento moral, no debemos plantearnos los limites de nuestra actividad respecto a la naturaleza. La sostenibilidad de las activivdades economicas debe ser tomada en cuenta siempre, y este punto me parece mucho mas importante que la proteccion de la individualidad del animal. Los que hemos visto en nuestra niñez como se sacrifica tradicionalmente una gallina, un cordero o un cachorro de perro cuando no es util, sabemos que no son acciones en absoluto repudiables en comparacion con la caza y pescas indiscriminadas.

    • frank wilson bueno dijo:

      queria corregir: “No obstante, considero que como una especie precisamente con capacidad de dicernimiento moral, DEBEMOS plantearnos los limites de nuestra actividad respecto a la naturaleza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s